El Ayuntamiento de Altea ha organizado un nuevo ciclo de la “Ruta de les Ermites”. Se trata de una actividad musical dentro de la programación cultura de la Semana Santa de Altea y que celebra este año su 22 edición. Este ciclo de conciertos de música de cámara, clásica, religiosa, solistas, española, contemporánea y moderna, recorre cada una de las ermitas e iglesias de Altea.

Las rutas y conciertos tienen lugar desde el día 6 al 15 de abril, coincidiendo con la estancia de numerosos turistas en Altea, siendo además un evento totalmente gratuito limitado al aforo de cada ermita. Una gran oportunidad para conocer y descubrir estos rincones de Altea.

Este año, el ciclo de conciertos de la “Ruta de les Ermites” tendrá el siguiente recorrido:

  • Capilla de Villa Gadea, jueves 6 de abril (20.30 h), concierto de “The Amazing Piazolla’s Tango Cat’s”.
  • Iglesia de Santa Ana de Altea la Vella, viernes 7 de abril (20:30 h), a cargo de Grups de Cambra SRM.
  • Ermita de Santa Bárbara en Altea la Vella, sábado 8 de abril (12:00 h), concierto de “Camerata Ars Cantica”.
  • Iglesia Parroquial de Altea, domingo 9 de abril (18:00 h), a cargo del Cor de Cambra de la SFA.
  • Ermita de San Isidro, en la partida “Els Arcs”, lunes 10 de abril (19:00 h), concierto de Tomás Jerez, Patricia Alcalá y Komea Sax Quartet.
  • Convento de la Olla de Altea, martes 11 de abril (19:00 h), por la Camerata Aitana.
  • Ermita de San Roque en la partida “L’Horta” de Altea, miércoles 12 de abril (19:00 h), concierto a cargo de Eric Aubier & Friends.
  • Ermita de San Antonio en Cap Blanc, jueves 13 de abril (12:00 h), por el A-Trio Música de Cambra.
  • Ermita de Santo Tomás en Cap Negret, viernes 14 de abril (12:00 h), por el grupo “Paradigma Suite”.
  • Ermita de San Luis en la partida “Barranquet”, sábado 15 de abril (12:00 h), concierto a cargo de “Musicaltea Percussió Ensemble”.

ruta de las ermitas de Altea 2017

Un poco de historia de las ermitas de Altea

Hasta la época medieval, Altea era el pueblo que actualmente es Altea la Vieja, donde se ubicaba la primitiva Iglesia, que con el tiempo fue la parroquia de Santa Anna. Al sur de Altea la Vella existía otro núcleo de casas, conocido como Bellaguarda. Ante las dificultades que atravesaba la población durante los siglos XV y XVI, tuvo lugar la unificación de los términos de Altea y Bellaguarda para crear el término municipal actual. Así se formó un pueblo nuevo al sur del río Algar conocido como la Vila Nova de Altea.

Año tras año, sus habitantes fueron dispersándose en busca de terrenos para cultivar, transformando cada uno de los rincones del término y formando con el tiempo arrabales de casas rodeadas de huertas y bancales. Para no tener que desplazarse al pueblo, fueron construyendo ermitas para celebrar oficios religiosos.

Así aparecieron las ermitas de Sant Tomàs en la zona del Cap Negret o Santa Bárbara en la partida del Cascall de Altea la Vella, ambas del siglo XVIII, o la del Vicari a los pies de Sierra Bernia, del siglo XIX. Cerca del mar se construyó la ermita del Bol, que fue derribada para construir en su lugar el Convento Franciscano en 1728. También se construyeron la ermita de Sant Antoni de Padua en la partida de Cap Blanch o la Capilla del Crist del Sagrar para albergar imágenes religiosas. Otras ermitas que surgieron fueron la ermita de Sant Xoxím, donde se celebraba la feria comercial anual, o la ermita de Sant Rafel, donde se situaba el mercado semanal.

A finales del siglo XIX, aparecen una serie de capillas privadas, junto a las grandes villas y casas señoriales , como la de Villa Gadea, la del Huerto de la Campaneta o la desaparecida de la Mare de Déu dels Ángels.

Finalmente, a principios del siglo XX, debido a que la Iglesia Parroquial situada en Altea se encontraba clausurada por orden del arzobispado, el pueblo construyó una nueva iglesia, la de la Mare de Déu del Consol, finalizada en 1910. Durante los años posteriores se ampliaron y construyeron nuevas ermitas como la de Sant Antoni, la de Sant Lluís, el Convento de la Olla y posteriormente la Parroquia de Sant Llorenç y la ermita de Sant Isidre.

Todo el programa completo aquí.

mapa ermitas Altea

Esta ruta de conciertos es una excelente manera de disfrutar de la música y del paisaje que rodea cada una de estas iglesias y ermitas, que representan un momento del pasado y un paso en la transformación de Altea hasta llegar a nuestro presente.