Con la llegada del buen tiempo y los días de sol llamando a nuestras puertas, es hora de ir pensando en preparar la casa para el verano. Días de piscina, de tomar el sol en la terraza, de barbacoas con amigos y de aprovechar las vacaciones de verano en tu casa.

Pero no dejes los preparativos de tu casa para última hora. Te damos algunos consejos para preparar tu casa para el verano y disfrutar de tus vacaciones de la mejor forma posible.

Decora pensando en el verano

Igual que sucede con la ropa, donde cambiamos cada temporada de verano siguiendo las últimas tendencias, debemos hacer un “cambio de armario” en nuestra casa para que la casa tenga un aire veraniego.

Opta por una decoración más ligera y llena de color, dejando a un lado todo lo que recuerde al frío, como estufas, alfombras, cortinas gruesas, mantas, etc.

Puedes probar a decorar tu casa con colores veraniegos de tendencia esta temporada. El azul turquesa es el color de moda del verano durante los últimos años, un básico que siempre vuelve. Las últimas temporadas también es tendencia el amarillo, que combina muy bien con tonos cobre, dorados y turquesas. Si te parece un color muy estridente, puedes utilizarlo en pequeñas dosis, como por ejemplo en cojines y pequeños objetos decorativos como jarrones.

decoración azul turquesa

Las velas, especialmente por la noche, le darán a tu casa un aspecto íntimo y relajado. Otro gran aliado para darle color y alegría a la casa serán las flores, que darán un ambiente fresco y veraniego a cualquier estancia. Una casa con flores siempre es acogedora.

Afronta pequeñas reformas

El verano es un buen momento para hacer pequeñas reformas en casa. Con los días más largos y probablemente más tiempo libre, puedes afrontar pequeños proyectos y reformas sencillas sin muchas complicaciones.

Por ejemplo, puedes aprovechar para pintar las habitaciones y sustituir la pintura vieja y deteriorada por colores claros que, tanto en verano como en invierno, recojan la luz natural. También puedes reparar puertas y ventanas dañadas, sustituir toldos y persianas estropeadas, o cambia algún mueble dañado o que se haya quedado desfasado.

Prepara la casa para el buen tiempo

El verano es sin duda la mejor época para disfrutar del buen tiempo, y celebrar eventos, cenas y fiestas con tus familiares y amigos. Tendrás que hacer una limpieza en profundidad de la casa, especialmente en aquellos rincones que durante el invierno te hayas “olvidado”, como sótanos y terrazas.

Las actividades al aire libre serán la gran estrella del verano en tu casa. Si la vivienda tiene una amplia terraza, un fantástico porche o una zona de barbacoa en el exterior, deberías de dejarla lista para convertirte en un gran anfitrión. Decora esas zonas para pasar unas cenas y eventos inolvidables durante este verano. Asegúrate que tienes los muebles de exterior en condiciones, como las tumbonas, las mesas y sillas de exterior. Dale también una limpieza a tu barbacoa.

piscina jardín en verano

El verano es el momento de sacar al jardín accesorios como hamacas, tumbonas, colchonetas para los niños, muebles de jardín o decoración de exterior. Deberás también preparar todo el jardín, limpiándolo de hojas y ramas secas, y de todo el polvo que la primavera haya podido dejar en el suelo. No te olvides tampoco de la barbacoa y dale una limpieza en profundidad.

Asegúrate que la piscina está en perfectas condiciones. La piscina se convertirá sin duda en el centro de los eventos veraniegos en tu casa, por lo que no debes olvidarte de comprobar el estado de las paredes, el fondo del vaso, el nivel de cloro y PH, además del estado de la bomba de agua sus filtros. No te olvides de limpiar las hojas y deja el agua libre de algas.

Finalmente, echa un vistazo al trastero y comprueba que tienes todo lo necesario para el verano organizado y fácilmente accesible. Ten a mano todo el material de jardinería, mangueras, fertilizantes, cortadoras de césped, etc.

Revisa el sistema de aire acondicionado

Asegúrate de que tu vivienda se mantendrá fresca en verano, revisando la instalación del aire acondicionado. Comprueba que funciona y enfría correctamente, examinando los interruptores de circuitos, los fusibles, el termostato y el condensador. También deberás comprobar el estado de la correa del ventilador y los filtros de aire, limpiándolos o cambiándolos si están deteriorados.

Si realizar revisiones periódicas de tu aire acondicionado, aumentarás su rendimiento y reducirás el consumo de energía.

Consigue una temperatura ideal

Mantener una temperatura fresca en la casa durante el verano es fundamental para poder estar cómodos. Además de revisar el aire acondicionado, tendremos que comprobar que las persianas y toldos funcionen correctamente. A menudo, extendiendo el toldo para proteger la casa del sol directo durante las horas de más calor, refrescará la casa y nos ayudará a controlar el consumo eléctrico.

Para soportar estos meses calurosos, tienes a tu alcance muchos métodos para mantener tu casa fresquita. Utilizar cortinas blancas, cambiar la ropa de cama por sábanas ligeras, emplear decoración veraniega y relajante, retirar objetos innecesarios, etc.

preparar terraza verano