¿Quieres vender tu casa en Altea o alrededores? Aunque la demanda en estas zonas de costa es muy activa, a menudo no es suficiente con colgar el cartel de “se vende” o poner el anuncio en una web inmobiliaria y esperar a que llamen. Para sacar la máxima rentabilidad a la propiedad y llevar todo el proceso de venta sin sobresaltos y de forma ágil, se necesitan una serie de conocimientos del sector inmobiliario orientados a la venta, como la negociación del precio (cuyo proceso puede llevar un tiempo considerable), la aplicación de técnicas de venta y marketing o mirar con lupa todos los gastos y papeleos que conlleva una venta de una casa.

Algunos puntos que debes conocer a la hora de vender tu casa son:

  • Saber fijar el precio de mercado correcto. Cada casa es un mundo, y fijar de inicio un precio de venta adecuado no es tan fácil como parece. Puedes pasarte por arriba y asustar a potenciales compradores o quedarte corto y devaluar de inicio enormemente la casa. Este precio de salida vendrá determinado por la ubicación, antigüedad, preservación, distribución, instalaciones, calidades, iluminación o reformas realizadas. Una inmobiliaria experta en la zona conocerá mejor que nadie a qué precio se están vendiendo casas similares a la tuya y sabrán asesorarte.
  • Saber tener una visión comercial para captar posibles compradores. Una vivienda debe de captar el interés de un comprador mediante propuestas de valor. Por ejemplo, un buen anuncio con unas buenas fotografías, para que el comprador se haga una idea real de cómo será su futura casa. También hay que tener en cuenta posibles reformas para dotar de un mayor atractivo a la casa: cambiar puertas y ventanas para cumplir con los criterios de eficiencia energética, restaurar la fachada, cambiar el aire acondicionado o calefacción que se ha quedado obsoleto, o hacer una reforma en los baños o cocina.
  • Saber identificar a los potenciales compradores. Para no perder tiempo, es importante saber detectar en qué etapa del proceso de compra se encuentra un posible comprador interesado. No será lo mismo el comprador que está empezando a buscar y comparar casas en la zona pero no lo tiene aún muy claro, que el comprador que ya tiene claro lo que quiere e incluso cuenta con los ahorros necesarios o préstamos concedidos. Según qué tipo de comprador tenemos delante, el proceso de negociación lo podemos llevar de un modo u otro.
  • Saber responder a las dudas de los interesados. En una visita por parte de un potencial comprador interesado en la casa, es habitual tener que responder a numerosas preguntas relacionadas no solo con el estado y situación de la casa, sino también con el proceso de compraventa (impuestos, trámites legales, cuestiones hipotecarias, etc.). Saber hacerlo adecuadamente, asentará la confianza del interesado y aumentar las posibilidades de venta.
  • Saber negociar con el comprador. Una vez que hemos conseguido captar la atención de un posible comprador, será necesario conocer sus expectativas para negociar adecuadamente el precio de venta de la casa. Aportar soluciones que faciliten la operación y contar con asesoramiento profesional inmobiliario pueden marcar la diferencia para que el trato lleve a buen puerto.
  • Saber recabar toda la documentación necesaria para la compraventa. A la hora de formalizar la venta de la casa se deben realizar una serie de papeleos que a veces pueden ser un engorro. Antes de firmar el contrato de arras, se debe aportar una serie de documentos como el título de propiedad y la nota simple, el certificado de deuda pendiente, la célula de habitabilidad de la vivienda, los gastos comunitarios, los recibos de suministros del inmueble, el Certificado de Eficiencia Energética, la calificación urbanística o la Certificación de Inspección Técnica del Edificio (ITE).

    inmobiliarias en Altea

    Los servicios profesionales de una inmobiliaria son fundamentales para vender la casa con las mejores garantías.

  • Saber qué gastos supone una operación de compraventa. Vender una vivienda supone una serie de gastos asociados, no solo para el comprador. El vendedor debe hacer frente a los gastos de plusvalía, IRPF, IBI y otros servicios, cancelación de hipoteca o certificado energético. Más papeleo que tienes que tener en cuenta y que te puede quitar mucho tiempo.
  • Saber poner a punto la casa para su venta. A la hora de vender una casa, cualquier detalle cuenta y por eso es fundamental que el vendedor prepare la vivienda con el fin de que a cualquier posible comprador le “entre por los ojos” en su primera visita. Es aconsejable cuidar la limpieza, el orden e incluso hacer alguna reforma si fuera necesario. Asimismo, para dar más confianza al posible comprador, puedes presentarle la escritura de compraventa de la casa, los datos del registro de la propiedad, e incluso un plano de la vivienda. También se debe de tener al día los recibos del IBI, recogida de basuras, cuotas de la comunidad y otros servicios. Además, es aconsejable que el vendedor tenga preparado, por si hiciera falta, una descripción de los equipos instalados (aire acondicionado, calefacción, domótica, piscina, etc) y materiales empleados.
  • Saber estar asesoramiento por parte de agentes inmobiliarios. Nadie conoce mejor la realidad inmobiliaria de la zona y las necesidades de los posibles compradores que una inmobiliaria con experiencia. Contar con sus servicios te ayudará a sacar el mejor partido a la vivienda que se quiere vender y asegurarte que todo este proceso de venta se realiza de forma correcta y ágil. Ahorrarás tiempo y obtendrás mejores ofertas por tu vivienda, gracias a la visibilidad que la inmobiliaria hace de ella.

ventajas inmobiliaria en AlteaUna inmobiliaria como Ampervillas, especializada en la zona de Altea y la Costa Blanca con más de 35 años de experiencia, te puede ayudar a vender tu casa, aportando muchas ventajas: asesoramiento legal e inmobiliario, ayuda con todo el papeleo del proceso de venta, distribución y marketing de tu vivienda de forma profesional ante potenciales compradores extranjeros que es muy difícil llegar simplemente con el cartel de “se vende”, organización de la visitas con los potenciales compradores, negociación del precio de venta en tu nombre, y otros servicios inmobiliarios como pequeñas reformas o home-staging.

Si estás decidido a vender una casa, en Ampervillas te lo ponemos fácil. Te acompañamos en todo el proceso ofreciéndote servicios inmobiliarios, de marketing y legales que te ayudarán a vender tu villa o apartamento en Altea de forma rápida y sencilla.Te ahorrarás muchas complicaciones. Llámanos al (+34) 96 584 80 00 o escríbenos a sales@ampervillas.com y resolveremos todas tus dudas.