La venta de una casa es una operación de cierta envergadura y complejidad que requiere realizar una serie de trámites obligatorios si no queremos tener sustos en el futuro y recibir reclamaciones por desperfectos o sanciones por impuestos impagados.

Para poder realizar la venta de una vivienda, se necesitan presentar ciertos documentos. Algunos de estos “papeles” son necesarios y obligatorios en cualquier municipio de España. Otros dependerán de la comunidad autónoma donde se ubique la vivienda.

Documentos para acreditar la propiedad de la casa

A la hora de vender una propiedad, es necesario presentar los documentos que demuestren que tú eres el titular de esa vivienda.

Título de propiedad o Escritura de la casa

El principal documento donde cita el titular actual de la vivienda. Este documento se formaliza en la compraventa y está inscrito en el Registro de la Propiedad del lugar donde se sitúa la casa.

Documento de Identidad

Para realizar la venta de la casa, se debe presentar un documento oficial de identidad, como el DNI, para demostrar que eres tú el titular de la vivienda.

Documentos para acreditar estar al día de los pagos de la vivienda

Nota simple

La nota simple, que podemos obtener en el Registro de la Propiedad, acredita el nombre del propietario, y además incluye otra mucha información sobre la vivienda: descripción del inmueble, si está libre de cargas, hipotecas, afecciones urbanísticas, posibles usos del inmueble, etc. En este punto, se pueden generar discrepancias si la identidad del propietario no coincide con la del vendedor (la vivienda es fruto de una herencia o el propietario reside en el extranjero)

Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)

A la hora de vender la casa, se debe presentar el último recibo pagado del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), impuesto que grava la titularidad de la propiedad. Hay que tener en cuenta que cuando se vende una vivienda, el IBI debe pagarlo el propietario del inmueble el día 1 de enero. En la operación de venta, el notario puede llegar incluso a solicitar los 5 últimos recibos pagados.

Certificado de estar libre de pago en la comunidad de propietarios

Si la casa está situada en una comunidad de propietarios, se deberá presentar un certificado al administrador de la finca donde indique que no se tiene ninguna cuota de comunidad pendiente de pago. Este documento deberá estar debidamente firmado por el Administrador-Secretario, otorgando su visto bueno al Presidente de la comunidad.

Certificado de deuda pendiente y Cancelación Registral

Si sobre la vivienda pesa un crédito hipotecario, deberemos tener el Certificado de Deuda Pendiente, en el que se especifica el importe que se debe en el momento de la transmisión de la vivienda. Y en el caso de que no exista hipoteca o quede pagada antes de la operación de venta, la Nota Simple deberá indicar que el inmueble se encuentra libre de cargas.

Otros documentos necesarios y en muchos casos obligatorios

Estatutos de la comunidad de propietarios

En el caso de tener una comunidad de propietarios, también se suele presentar al comprador una copia de los estatutos de la comunidad, información de interés sobre la comunidad (derramas aprobadas, normas de la comunidad, teléfonos de contacto, etc.) e incluso las actas comunitarias anteriores. En este sentido, según la ley, el pago de las derramas por mejoras corresponde a quien sea el propietario de la vivienda en el momento en que sean exigibles, excepto si se indica otra cosa en el contrato de compraventa.

Certificado de Inspección Técnica del Edificio (ITE)

En vivienda situadas en edificios antiguos, este documento acredita que el edificio está en buenas condiciones o por el contrario presenta deficiencias o están pendientes de realizar alguna obra de mantenimiento.

Certificado de eficiencia energética

Según el Real Decreto 235/2013 de 5 de abril, es obligatorio este documento que indica la calificación energética que tiene la vivienda. Es lo que se conoce como “etiqueta energética”, que indica mediante una escala de siete letras de diferente color, de la A a la G, el nivel de eficiencia y ahorro energético en relación con las dimensiones del edificio. Incluso es necesario disponer de este certificado antes de poner el anuncio de la casa en venta. En caso de no tener este certificado, se puede sancionar con una multa de entre 300 y 6.000 euros. Hay que tener también en cuenta que este certificado tiene una validez de diez años desde el momento en el que se emite. Obtener el certificado energético es bastante rápido y económico, a través de un técnico homologado.

certificado energético en Altea

Cédula de habitabilidad

En algunos casos, es necesario presentar la cédula de habitabilidad o licencia de primera o segunda ocupación para poder vender la casa. Este documento lo concede el Ayuntamiento después de comprobar la habitabilidad de tu vivienda, teniendo en cuenta aspectos como la salubridad, la higiene y la solidez, tras la finalización de la obra o de una reforma estructural. Para obtenerla es necesario un informe técnico realizado por un técnico profesional.

cédula de habitabilidad

Planos de la vivienda e información sobre instalaciones

Aunque no son documentos obligatorios para poder realizar la venta de una casa, entregar al futuro propietario de la vivienda una copia de los planos, información sobre las instalaciones eléctricas, agua o gas, o incluso manuales de instrucciones y garantías de equipamiento de la vivienda como aires acondicionados, calefacción o instalaciones domóticas. De este modo, además de generar confianza al posible comprador para formalizar una operación tan grande como es la compra de una vivienda, el futuro propietario dispondrá de información útil para realizar posibles reformas o modificaciones. También es recomendable aportar las últimas facturas pagadas de los suministros, y así evitar malos entendidos después de realizar la operación.

Como podemos ver, son muchos los trámites y documentación necesaria para vender una casa, por lo que consultar a un experto inmobiliario que te asesore sobre estos documentos puede agilizar la operación y velar por que esta se realice con todas las garantías legales. Consulta con Ampervillas, inmobiliaria de referencia en la Costa Blanca.