Durante los últimos años los países están haciendo esfuerzos por una recuperación verde, promocionando cambios en los usos y consumos de energías renovables con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes.

Entre los puntos más destacados, la instalación de energías renovables en viviendas – principalmente placas solares – se ha ido intensificando, experimentando un auge en los últimos años. Y es que países como España, especialmente en la zona de levante, se dan las condiciones perfectas para la producción eficaz de energía solar en el ámbito del autoconsumo.

¿Cómo es el funcionamiento de los paneles solares?

La energía solar es una fuente de energía renovable, abundante e inagotable, especialmente en España con muchas horas de sol. Cada vez son más particulares los que optan por esta fuente de energía mediante instalaciones de placas solares para el autoconsumo, denominadas instalaciones solares fotovoltaicas, tanto en viviendas unifamiliares como en comunidades de propietarios.

El sol emite una potente radiación que viaja hasta la Tierra a través del espacio mediante unas partículas denominadas fotones. Lo paneles solares están compuestos por materiales semiconductores – celdas solares de silicio cristalino o arseniuro de galio – que trasforman la energía de estos fotones provenientes de los rayos del sol en electricidad. Esa electricidad circula por toda la placa hasta que llega al inversor encargado de transformar la corriente directa en corriente alterna, ya pudiéndose emplear en la vivienda.

Las baterías solares, aunque no son imprescindibles, son un elemento importante en una instalación fotovoltaica. Estas baterías permiten almacenar la energía solar generada por el sistema fotovoltaico, pudiendo realizar la desconexión de la red eléctrica ya que es posible abastecer la vivienda en las horas nocturnas o con poco sol. Estas baterías están fabricadas con diferentes tecnologías (litio, gel, estacionarias, AGM, plomo ácido abierto), y son probablemente la mayor inversión del sistema.

Para un mejor aprovechamiento de la energía solar, la estructura donde están los paneles puede ser con “seguidores”, que persigue la posición del sol. Finalmente, el sistema se completa con un equipo de medida para calcular la energía que produce la instalación.

paneles solares en Altea

Las instalaciones solares fotovoltaicas permiten un gran ahorro en el consumo energético.

¿Puedes instalar paneles solares en tu vivienda?

A nivel técnico, las condiciones más óptimas para la instalación de placas solares en tu casa son las siguientes:

  • Orientación hacia el sur de la cubierta.
  • Inclinación entre 15º y 45º.
  • Terreno regular y cuadrado, al menos disponer de unos 30m2.
  • Zona libre de sombras.

Aunque no se cumplieran todos los requisitos, el ahorro energético está garantizado, por no hablar del valor añadido que otorga al hogar. Si bien este tipo de instalaciones pueden adaptarse a las características de toda clase de viviendas, son las unifamiliares las que presentan unas condiciones más óptimas para su uso e instalación.

En zonas como Altea, donde se tienen 3.397 horas de sol año, y con una urbanización de viviendas unifamiliares principalmente, es muy recomendable la instalación de paneles solares. En esta zona se consigue una radiación solar de 5,1kWh/m2, siendo de las mejores zonas de España para la obtención de energía solar.

¿Qué normativa hay que cumplir para instalar paneles solares?

Es necesario conocer la legislación de las energías renovables para entender los requerimientos legales que necesitamos. Afortunadamente, para acelerar y favorecer la implantación de instalaciones destinadas al aprovechamiento de energías renovables, se han establecido normativas específicas que regulan el autoconsumo fotovoltaico.

El nuevo Real Decreto 244/2019 completó el marco regulatorio del Real Decreto 15/2018 que eliminó el conocido impuesto al sol. En él se establecen en la normativa para instalar placas solares, destacados los siguientes puntos:

  • La energía producida a partir de instalaciones de autoconsumo queda completamente libre de impuestos.
  • Se reconoce el derecho al autoconsumo colectivo.
  • Se simplifican los trámites administrativos y técnicos, especialmente para instalaciones de pequeña potencia.
  • Se elimina el límite de potencia. Antes, únicamente se podía instalar una potencia fotovoltaica igual o inferior a la contratada.
  • Se posibilita el alquiler de tejados y/o cubiertas para que terceros puedan producir electricidad.
placas solares en Altea

La instalación de paneles solares en viviendas cada vez tiene menos impedimentos legales.

En esta normativa se establecen claramente los tipos de autoconsumo, que puede ser:

  • sin excedentes, instalaciones con conexión a la red y que no permiten la inyección de excedentes a la red de distribución.
  • con excedentes, que además de producir energía eléctrica para autoconsumo, pueden inyectar sus excedentes a la red de distribución, en 2 modalidades:
    • excedentes acogidos a compensación, donde si no se consume toda la energía se pueda inyectar a la red y la comercializadora compensar por este sobrante con un descuento en la factura eléctrica, sin que el usuario puede obtener beneficio económico. Esta es la opción más habitual de autoconsumo.
    • excedentes no acogidos a compensación, cuyos excedentes son vendidos al mercado eléctrico.

Esta normativa, junto a la publicada en la Comunidad Valenciana en su Decreto Ley 14/2020, de medidas para acelerar la implantación de instalaciones para el aprovechamiento de las energías renovables por la emergencia climática y la necesidad de la urgente reactivación económica, facilita los trámites administrativos para instalar paneles solares en tu vivienda de Altea.

Aunque la tramitación administrativa para legalizar las instalaciones de placas solares suelen hacerlas las empresas instaladoras, es necesario saber que necesitamos:

  • memoria o proyecto técnico, según sea una instalación de inferior o superior a 10kW.
  • permisos de acceso y conexión a la red eléctrica, si el excedente es superior a 15 kW.
  • licencia de obras, que en muchos casos será suficiente con una presentación de una declaración responsable al Ayuntamiento para la instalación de placas solares fotovoltaicas.
  • certificados de instalación y fin de obra.
  • inscripción en el Registro Autonómico de autoconsumo.
  • otros permisos, como autorizaciones ambientales, que dependerán de cada Comunidad y Ayuntamiento, además del tipo de instalación.

¿Cuánto cuesta poner paneles solares?

Los panaeles solares tienen un precio de entre 600€/m2 y 800€/m2. A esta cantidad habría que sumarle el coste de las baterías solares, cuyo precio ronda los 2.000€ para una batería de 2.5kW, pero puede subir hasta los 5.000€ para más potencia. Y luego otros elementos relacionados, como la estructura donde se situará la placa o los equipos de medida.

Por ejemplo, para una vivienda unifamiliar tipo chalet la instalación rondaría los 15.000€ sin baterías, tendiendo una vida útil de 25 años. Si se logra cubrir el consumo de la vivienda, que puede ser de unos 200€/mes, la rentabilidad resulta evidente. Se lograría ahorrar 60.000€ durante toda la vida útil de la instalación cuyo coste es de 15.000€.

Es importante indicar que el precio de esta tecnología solar ha bajado más de un 70% en la última década. Si unimos este dato al reciente incremento de la factura de la luz, la rentabilidad y el ahorro está garantizado.