La compra de una casa supone una gran inversión, generalmente la mayor que hagamos en nuestra vida. Por tanto, la decisión de compra debe hacerse con prudencia, estudiando toda la información posible y valorando las consecuencias de la compra.

¿Esta casa es la que necesito? ¿Está a buen precio? ¿Voy a hacer la inversión correcta? En el proceso de búsqueda de la casa de tus sueños, te encontrarás con preguntas como estas, necesarias para tomar la mejor decisión.

¿La casa cubre nuestras necesidades imprescindibles?

Antes de decidirnos por la comprar una casa, debemos plantearnos una serie de necesidades que la vivienda debe cubrir. Una serie de “imprescindibles” que influirán en la decisión de compra, a lo que debemos añadir las necesidades actuales como las futuras.

Podemos fijar una serie de criterios que la vivienda debe cumplir:

  • precio máximo de compra, teniendo en cuenta la financiación,
  • tipo de vivienda,
  • ubicación de la vivienda,
  • estado de la vivienda, valorando posibles reformas inmediatas,
  • superficie de la vivienda,
  • número de dormitorios,
  • estancias para determinadas actividades (almacén, despacho, gimnasio, etc.),
  • parcela (superficie, jardín, piscina, barbacoa, etc.),
  • aparcamiento, abierto o cerrado,
  • otros factores, como iluminación, mobiliario, instalaciones y servicios incluidos.

En la búsqueda de la casa, puede que no encontremos la vivienda perfecta que cubra todas las necesidades planteadas. Si bien puede cuadrarnos la zona, el tipo de vivienda y sus características, el precio puede que se salga de nuestro presupuesto. O bien podemos encontrar la casa perfecta, pero en otra zona que no habíamos planteado. Por tanto, debemos saber en qué situaciones podemos ser flexibles.

¿Qué zona es la más adecuada?

La zona en la que se ubica la vivienda es uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de decidirnos por una casa. Esta ubicación debe coincidir con nuestros gustos y necesidades: vivienda céntrica o en una urbanización a las afueras, cercanía al trabajo o a familiares y amigos cercanos, facilidad de aparcamiento, cercanía a determinados servicios como colegios, supermercados o centros médicos, conexión con medios de transporte, etc.

Para no equivocarnos a la hora de tomar la decisión, es importante conocer la zona, darnos un paseo por ella a diferentes horas y días para comprobar si se adapta a lo que buscamos.

¿La casa tiene un precio adecuado?

Cuando nos enfrentamos a la compra de una casa, una de las principales dudas es saber si la vivienda en venta tiene un precio adecuado o tiene un precio por encima del mercado. En cualquier caso, este precio dependerá fundamentalmente de la oferta-demanda. Existen varias formas para comprobar la valoración aproximada de la vivienda.

  • Según una tasación inmobiliaria, realizada por profesionales del sector que conocen el valor del mercado y saben a qué precio se están vendiendo viviendas similares en la zona. Se debe tener en cuenta la localización de la vivienda, el tipo de casa y su superficie, su antigüedad y su estado de conservación, así como otros factores de valor añadido como la calidad de los materiales y acabados, si dispone de garaje, piscina, ascensor, etc. o instalaciones como aire acondicionado o calefacción.
  • Según los valores fiscales, obteniendo un precio aproximado de la vivienda a partir del valor catastral. Aunque hay que recordar que este método puede dar a muchas variaciones respecto al valor de mercado.
  • Según viviendas similares, comparando su precio con otras viviendas de características parecidas en la misma zona. Para ello podemos estudiar inmobiliarias de la zona o portales en Internet para tener una idea del precio aproximado.
  • Según el precio de alquiler, comparando viviendas similares en el mercado del alquiler y estimando el valor de la vivienda a partir de la rentabilidad esperada de la misma si estuviera en alquiler.

Al fin y al cabo, el precio de la vivienda será el que un comprador esté dispuesto a pagar, según la oferta y necesidades que tiene. En Altea, por ejemplo, el precio medio del metro cuadrado en una vivienda de segunda mano está en torno a los 1.800€/m2

Esta casa me gusta. ¿La debo visitar varias veces o daré sensación de mucho interés?

como acertar en la compra de una casa

Cuanto estamos en la búsqueda de la casa de nuestros sueños, es habitual preguntarse si acertaremos en la compra.

Muchos compradores tienen claro cuando encuentran su casa ideal y se lanzan a comprarla con solo una primera visita. Pero lo aconsejable es ver la casa varias veces, fijándonos sin prisa en la distribución de la casa y en todos los detalles antes de tomar la decisión: calidad de los materiales, posibles desperfectos, funcionamiento correcto de instalaciones, humedades, ruidos, olores, puertas, persianas, etc.

También es interesante visitar la casa a diferentes horas del día para tener una idea de la iluminación interior de la vivienda, así como de la actividad del barrio y de la zona.

Si bien visitar varias veces la casa puede dar sensación de mucho interés, y por tanto el vendedor tendrá un punto a favor de cara a la negociación, es importante no tener prisa en la decisión de compra. Igual de importante es poder dar una rápida oferta cuando surge la ocasión.

¿Qué debo preguntar al visitar una casa?

En la visita a la vivienda, no debemos dejar de preguntar al propietario todo aquellas dudas que nos puedan ir apareciendo. Algunas preguntas pueden parecer irrespetuosas y desconsideradas, pero debemos tomar la decisión de compra con toda la información posible.

Podemos preguntar al propietario el motivo de la venta, cuánto tiempo lleva a la venta, cuántos vecinos tiene el edificio o la urbanización, si ha habido robos en la zona, si hay mucho tráfico en el barrio, cuándo fue la última reforma, …

También es fundamental interesarse por toda aquella documentación necesaria para formalizar la compra y evitar imprevistos de última hora: título de propiedad o escritura de la casa, últimos recibos del IBI, deudas pendientes, etc.