En nuestra guía para comprar casa que estamos publicando casa mes, hemos llegado al punto de tener una lista de características que necesitamos que nuestra casa tenga. Factores como:

  • tipo de vivienda (apartamento, villa, bungalow, etc.)
  • lugar (cerca de la playa, urbanización exclusiva, cerca de zonas verdes)
  • presupuesto que vamos a destinar
  • detalles imprescindibles (piscina, casa amplia, antigüedad, aparcamiento, vistas al mar, cerca del trabajo, buenas calidades, trastero, calefacción, etc.)

Ya con las ideas más claras de la casa que queremos, podemos comenzar el proceso de búsqueda de la casa. A continuación te damos algunas pistas de los canales de venta de inmuebles más habituales:

Recorriendo barrios y calles

Seguramente será lo primero que vamos a hacer. Coger el coche y/o recorrer la zona donde queremos vivir en busca de los clásicos carteles de “Se vende”. También podemos preguntar a conserjes o vecinos por viviendas a la venta en determinados edificios o complejos residenciales. Como principal ventaja, recorriendo el barrio nos ayudará a hacernos una mejor idea de la zona, conociendo de primera mano la facilidad de aparcamiento, la comunicación por carretera, los servicios cercanos, e incluso cómo son los vecinos de la zona. Por contra, este método requiere perder mucho tiempo buscando casas a la venta, hacer llamadas y concertando visitas.

Buscando en revistas y anuncios clasificados

Existen algunas publicaciones especializadas en el mercado inmobiliario, como revistas de anuncios de casas a la venta, donde podemos hacer una selección de las casas que nos puedan interesar. El inconveniente de este método es que habitualmente los anuncios son muy breves y no tendremos toda la información que nos gustaría, o incluso esa información es muy confusa, por lo que no nos quedará más remedio que ir a ver casi todas las ofertas que aparentemente son interesantes. Por otra parte, la oferta inmobiliaria ya prácticamente ha desaparecido de las publicaciones físicas, así que puede resultar complicado encontrar este tipo de revistas especializadas.

Confiar en una inmobiliaria

for sale house

Una inmobiliaria nos puede ayudar a encontrar la mejor casa a un precio realmente acorde al mercado.

Podemos acudir a una agencia inmobiliaria y contar con el asesoramiento de profesionales que conocen el mercado, especialmente en la zona donde nos interesa comprar la casa. Una inmobiliaria nos pueden ayudar a buscar casa de muchas formas:

  • buscar aquellas viviendas de su catálogo que mejor se adapten a nuestras necesidades.
  • inspeccionar las viviendas y hacer una primera criba.
  • acordar citas con los propietarios para visitar casas.
  • asesorarnos y resolver dudas sobre las viviendas que hemos visitado.
  • ayudarnos en la negociación con el vendedor.
  • verificar el proceso de compraventa.
  • buscarnos una financiación adecuada.
  • ayudarnos con todo el papeleo y documentación.

Obviamente, no todas las agencias inmobiliarias son igual de serias y profesionales. Conviene escoger con cuidado y contar con los servicios de una inmobiliaria que te de confianza y garantías, fijándonos en detalles como su reputación en Internet, las acreditaciones y titulaciones como agencia inmobiliaria, que estén a tu disposición de forma rápida y eficaz o que te atiendan adecuadamente visitando sus oficinas.

Buscar casas por Internet

Sin duda, será la opción más rápida y cómoda para buscar casa. En pocos minutos puedes ponerte a buscar casa según tus indicaciones, pero igual que sucede con otro tipo de anuncios, finalmente tendremos que ser nosotros como compradores los que gestionemos todo, desde concertar las visitas, negociar el precio o solicitar la documentación adecuada.

A través de los portales inmobiliarios online obtendremos un listado de casas que nos interesan, pero siempre debemos ser precavidos con la información que leemos por Internet. Datos confusos, precios no actualizados, fotos que pueden llegar a engaños o decepciones, o dificultad para ponerse en contacto con el vendedor, son factores que pueden hacer que el proceso de búsqueda se vuelva lento y tedioso. Además, debemos asegurarnos que estamos contactando directamente con el propietario para evitar estafas y fraudes.