Comprar una casa es una decisión importante y compleja, y la situación se complica aún más cuando la propiedad tiene varios propietarios. Este escenario puede surgir por diversas razones, como herencias, inversiones conjuntas o divorcios.

¿Qué sucede si deseo comprar una casa con varios propietarios? A continuación, se analizan los pasos y consideraciones clave que debes tener en cuenta.

1. Verificación de la propiedad

El primer paso es verificar el título de la propiedad, como se haría con cualquier compra de una casa. Para ello se solicita una Nota Simple al Registro de la Propiedad, para asegurarnos de que todos los nombres de los propietarios actuales estén claramente identificados en los registros públicos. Esto te ayudará a evitar futuros litigios.

Revisa si la propiedad tiene alguna deuda pendiente, como hipotecas, impuestos no pagados o embargos. Esta información es vital para entender las obligaciones financieras asociadas con la compra.

2. Acuerdo entre propietarios

Es muy importante tener en cuenta que cualquier inmueble es un bien indivisible. Por tanto, los cotitulares tienen una parte de la propiedad, lo que se conoce como una copropiedad, una comunidad de bienes, un proindiviso o un condominio. Ninguno de los propietarios tiene pleno derecho sobre la vivienda.

Puede pasar que no todos los propietarios estén de acuerdo en vender la vivienda, lo que puede conllevar serios problemas entre ellos y, en consecuencia, para los futuros compradores. Por tanto, es crucial que todos los propietarios estén de acuerdo en vender la propiedad. Esto generalmente requiere la firma de todos en el contrato de venta. Sin el consentimiento de todos, la transacción no puede llevarse a cabo legalmente.

Para facilitar el proceso, los propietarios pueden designar a un representante que actuará en su nombre durante la transacción. Esto puede simplificar la comunicación y la gestión de los trámites necesarios.

3. Negociación del precio

Solicita una valoración profesional de la propiedad para determinar su valor de mercado. Esta valoración servirá como base para las negociaciones y te asegurará de que estás pagando un precio justo. Como en cualquier compraventa de una vivienda, habrá un proceso de negociación. Es recomendable que haya solo un interlocutor, un representante de los propietarios, para evitar problemas en la negociación.

Los propietarios acordarán entre ellos cómo se distribuirá el precio de venta. Este acuerdo debe ser claro y por escrito para evitar disputas posteriores.

4. Documentación legal

Una vez alcanzado el acuerdo de compra, debemos realizar un contrato de compraventa. Éste debe incluir detalles específicos sobre la propiedad, los propietarios, el precio de venta y cualquier condición especial acordada. Es recomendable contar con un abogado inmobiliario especializado para redactar y revisar este documento.

Una vez firmado el contrato, se debe preparar la escritura de traspaso. Este documento legal transfiere la propiedad del inmueble a tu nombre y debe ser firmado por todos los propietarios.

5. Pago y cierre de la operación

Con toda la documentación, acudiremos al Notario para que éste realice una nueva escritura pública. Se deben reunir todas las partes (comprador, propietarios, abogados y notarios) para firmar los documentos finales y realizar el pago, según las condiciones pactadas en el contrato de compraventa. Puede ser a través de financiamiento bancario, pago en efectivo o cualquier otra forma acordada entre las partes.

6. Registro de la Propiedad

Después del Notario, es necesario registrar la nueva escritura en el Registro de la Propiedad. Finalmente, asegúrate de pagar todos los impuestos y tasas asociados con la compra. Esto incluye impuestos de transferencia de propiedad y cualquier otro cargo requerido por las autoridades locales.

 

Comprar una casa con varios propietarios puede ser más complejo que una compraventa tradicional, pero con la preparación adecuada y la asesoría legal correcta, es posible gestionar el proceso de manera eficiente. Además de mantener una comunicación abierta y transparente con todos los propietarios involucrados, es fundamental contar con un abogado inmobiliario especializado para evita problemas legales y facilitar el proceso.

En Ampervillas, inmobiliaria en Altea la Vella con más de 35 años de experiencia, te asesoramos en la compra de viviendas con varios propietarios. Consúltanos sin compromiso.

WhatsApp Live Chat +34 620 470 641 Pregunta sin compromiso